Le PSPV demande au Consell de retirer l’enseignant et de mener une “enquête approfondie”

-

El secretario de LGTBI y Diversidad del PSPV, Antoni Benito, ha exigido que el Consell aparte  de forma inmediata al docente del centro Madre Josefa Campos de Alaquàs al que han denunciado cinco alumnos por llevar a cabo terapias de conversión sexual, según ha publicado Levante-EMV, que se proteja a las víctimas así como que realice una “investigación en profundidad sobre la existencia de estas prácticas” en los centros educativos valencianos.

“Hemos conocido las terapias de conversión que tuvieron que sufrir jóvenes en su instituto”, ha señalado Benito quien ha reclamado que se aparte “de manera inmediata” al docente encargado de estas terapias, se proteja a las víctimas de esta “homofobia totalmente inaceptable” y que se garantice el cumplimiento de la ley valencaina y estatal que prohíbe estas terapias de conversión.

Benito ha asegurado que desde el PSPV-PSOE se hará un “seguimiento exhaustivo” de la investigación que desarrolle el Consell para garantizar el cumplimiento de la ley, “el libre desarrollo de los alumnos y alumnas” y “fulminar la homofobia” que, ha incidido, ha “arruinado” la vida de los alumnos denunciantes así como de “otros muchos que no conocemos. 

Así, el secretario de LGTBI y Diversidad del PSPV-PSOE ha recordado que las terapias de conversión están prohibidas tanto por la legislación valenciana a través de la ley LGTBI que aprobó el Consell del Botànic en 2019, como por la Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI que el Gobierno de España aprobó el año pasado. 

Respuesta legal

[–>

En el caso de la legislación valenciana, el artículo 7 de la ley dice prohíbe “la práctica de métodos, programas y terapias de aversión, conversión o contracondicionamiento destinadas a modificar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de las personas”. En su artículo 60, la ley considera una infracción muy grave “la realización, difusión o promoción de métodos, programas o terapias de aversión, conversión o contracondicionamiento destinadas a modificar la orientación sexual, identidad de género o expresión de género de las personas, con independencia del consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias”.

[–>

En el artículo 62, en el que se describe el régimen sancionador, la ley valenciana señala que las infracciones muy graves serán sancionadas con multa de 60.001 hasta 120.000 euros, y además podrá imponerse sanciones accesorias como la prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Generalitat por un período de tres a cinco años o la prohibición de contratar con la Generalitat o el cierre o suspensión temporal del servicio, actividad o instalación hasta cinco años.

-

PREV Team Rolex : police contre le vol de montres haut de gamme | Espagne
NEXT Prix ​​d’une chaise de bureau qui offre du confort pendant les longues journées